Conócete a ti mismo y conocerás los secretos del universo y los dioses

 

2 de diciembre de 2010

Estoy harto y no lo tolero

Estoy harto de que nos sigan tomando por estúpidos, que utilicen y manipulen todo movimiento participativo, destruyendo cualquier aspiración de solidaridad. Como hicieron con el ecologismo, lo que valió a Al Gore el Nobel por hacer del humo un valor comercial.

Y no tolero que intenten apropiarse del movimiento por la verdad, porque hay que estar borracho para tragarse el timo del Wikileches y en tal caso prefiero el WhiskyDic. Ahora que ante la incertidumbre la gente deja de creer en el periodismo ficción (esta mañana se le escapo a Herrera), cuando mas del 70% de los americanos dudan de la versión oficial del 11$, aprovecha la (CIA+mossad=Al-Qaeda) y monta su propia agencia de noticias discretas dejando eso si la puerta abierta a colaboraciones con el viejo truco de "yo te enseño mi cosita y cuando te desnudes te la meto", quien mejor para esa labor que el oscuro Assange y encima si lo denuncian por acoso lo convierten en mártir de la humanidad. = 0

Joder nos toman por gilipollas, después del fracaso de la gripe cerda, se complacen en conmemorar otras pandemias que si les funcionaron, y de paso nos inyectan la jodida conciencia de luchar con resultado inútil. Solo faltaría que nos montasen un "Partido Anarquista" para aprovechar y seguir dirigiendo nuestra decepción.

Porque no aguanto que nos sigan tratando como borregos, ni "elegir" cada cuatro años al cabrón del cencerro. Porque sé que realmente estamos gobernados por poderosas corporaciones dueñas de todos los medios de comunicación, que utilizan para evitar que lleguemos a pensar independientemente. Inyectándonos su versión psicópata de la realidad, habituándonos desde la infancia a tolerar la indignidad como algo normal y lejano.

Y lo realmente intolerable es que todo lo han logrado gracias a nuestro consentimiento y conformidad, por delegar todas nuestras responsabilidades, por permitir que nos traten como ganado y no involucrarnos en nuestra educación y la de nuestros hijos. Por evitar pensar y preferir no destacar. Por no apagar la televisión.

Por vendernos por un dinero que fabrican y controlan ellos, un dinero que ya no esta basado en oro o en ninguna riqueza material, solo existe en virtud del débito creado por la gracia de los bancos (dinero fiat).
Por permitir que el flujo de este dinero sea controlado en esclusividad por una corporación bancaria denominada Banco Central que solo responde a los oscuros intereses de sus auténticos dueños.
Por vivir en el mundo de las maravillas creado por un dinero tan artificial como la actual crisis económica que esconde una muy real crisis de civilización.

Estoy harto de vivir con miedo, de aceptar que me gobiernen, de conformarme con el futuro que otros deciden, de consentir con el desmantelamiento de cada derecho y libertad que tanto sufrimiento costo a nuestros antepasados. Incluyendo los estados nación, la familia y cualquier sistema organizativo que procure independencia ante su globalización, nuevo orden mundial, gobernanza, moneda única o como quieran llamarlo.

Llegó el tiempo en que los psicópatas que gobiernan el mundo, en su prepotencia y miedo a los hombres, llevan demasiado lejos su criminal labor de sometimiento. Al destruir toda sensación de seguridad y eliminar cualquier vestigio de libertad, robando la última riqueza e independencia, ahogándonos con leyes y corrupción, coaccionando con reglas impuestas hasta que la justicia deja de existir.

Para aquellos que no les queda otro camino a seguir, ni nada que perder. Es el tiempo en que la mente se libera, es la hora en que los hombres pierden el miedo a morir. En ese momento el hombre se vuelve invencible, es libre de hacer lo que debe hacer sin temer por su vida o por su futuro. Cualquier acción que tome la hará con la seguridad de que tiene que hacer algo, porque no tiene futuro. Entonces el acto que elija será de todos el más grande.

Llega la revolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada